sábado, 6 de noviembre de 2010

CARTAS DESDE LAS FRONTERAS DEL IMPERIO (NUEVO MÉXICO)

Reinando Carlos II (6/11/1661-1/11/1700), "El Hechizado", el último Austria de la Corona española, descendiente directo de los Reyes Católicos, al que por una política de sucesivos matrimonios reales consanguíneos hicieron que naciera en un lamentable estado físico y psíquico, añadido a que su muerte sin descendencia diera lugar a la guerra de Sucesión española de la que saldría triunfante el candidato Borbón, Felipe V, no obstante durante su reinado se produciría una de las últimas ampliaciones del imperio por parte de uno de sus capitanes, Diego de Vargas Zapata, con la conquista y pacificación de Nuevo México en 1692.
No voy hacer aquí un resumen de la vida de Diego de Vargas al que por otra parte dediqué, por su relación con Torrelaguna, dos entradas de este blog del 7/2/2010: "Diego, la Cofradía de San Isidro y los apaches" y "Nuevo México: Guerras indias - Dragones de cuera", pero si referirme a las cartas que mandaba a sus hijos a Torrelaguna donde residían pues eran naturales y a su entorno familiar.

El norteamericano JHON L. KESSELL, reconocido historiador sobre la época colonial española en territorios de los actuales Estados Unidos de América, publicó un volumen en la Universidad de Nuevo México, de la correspondencia que tuvo Diego de Vargas durante su periódo americano que abarca de 1675 a 1704 y para la que Kessell se trasladó a archivos de los Estados Unidos, México y España. Cartas de las que se pueden sacar aparte de temas personales, importantes reseñas históricas de la época.
Cartas a Gregorio Pimentel, su cuñado, que quedó con la custodia de los niños al morir su madre al año de partir Diego.
Cartas a su hija Isabel y a su yerno Ignacio López de Zárate, en las que se queja de su destino poco antes de la toma de Santa Fe, hecho por el que pasaría a la historia, "...yo podría haber hecho más pero estoy como desterrado en este reino en los extremos de la Tierra y remoto sin comparación". En otras es la queja por el poco apoyo del virreinato, "...Nuevo México fue conquistado de mis propios gastos", ante la tardanza y reticencia oficial para dejarle enviar expedición contra los apaches que habían robado más de 460 mulas y caballos en 1698, también dirigidas contra el virrey por los nombramientos del cabildo de Santa Fe, mediante el soborno, regalos y promesas.



Cartas a su hija María, como la de 23/9/1691, en la que la cuenta que acaba de regresar de una campaña vistoriosa, trayendo como botín 130 paganos apaches y que se irá de nuevo en octubre hacer la guerra en las provincias de Sonora y Sinaloa, infestadas por el enemigo, saliendo en expedición con los hombres del presidio de El Paso como su capitán.

"...mi corazón fue roto por el dolor...", escribe al enterarse de la muerte de su hijo mayor, Juan Manuel de Vargas Pimentel que había ido a México a visitarle en 1699, después de más de veinte años sin verle y que en su vuelta a la península en 1702, ya cerca del puerto de Vigo, los galeones españoles son atacados y hundidos por una flota conjunta angloholandesa, lo que se conoce como Batalla de Rande.

Por último es el gobernador interino de Nuevo México, Juan Pérez Hurtado, el que escribe a su hija Isabel en 1704 sobre las circunstancias de la muerte de su padre en campaña contra los apaches, "..por un ataque grave de fiebre y escalofríos" y como es transportado a Bernalillo, sin que ningún medicamento tuviera efecto y dándole tiempo hacer testamento, "...para después entregar su alma al Creador, dejando este reino afectado y huérfano".

Fotos: cuadros de Carlos II, Diego de Vargas, apaches y batalla de Rande o de Vigo.
Documentación sobre las cartas de Oakah L. Jones, Documental edición, junio 1990, vol.12, No. 2.
P.D.: Esta entrada se debe al proyecto interblogs del blog: "Reinado de Carlos II" por la conmemoración del 349 años del nacimiento de Carlos II, un día como hoy. El proyecto era escribir algo de cualquier aspecto que tuviera relación con su reinado y aprovechando que el Jarama pasa por el término...