jueves, 29 de junio de 2017

DEL CAPITÁN JUAN BAUTISTA DE BONILLA NACIDO EN TORDELAGUNA Y FALLECIDO EN VERACRUZ



        "Allende nuestros mares,
         allende nuestras olas,
         el mundo fue una selva
         de lanzas españolas"









 Nada más sé de él, solo que era de Tordelaguna y fallecido en Veracruz (México) en 1635, haciendo testamento que se conserva en el Archivo General de Indias.

Alcance y Contenido: Autos sobre bienes de difuntos de 1635. 9 números: -Número 1.- Sobre los de Blas Hernández Nieto, natural de Miajadas, y difunto en Santa, con testamento y codicilo. -Número 2.- Del capitán Juan Bautista de Bonilla, natural de Tordelaguna, y difunto en Veracruz, con testamento. -Número 3.- De Gonzalo Fernández, presbítero, natural de Tavira, en Portugal, y difunto en Jipijapa, pueblo del partido de Puerto Viejo, provincia de Guayaquil, en Quito, con testamento, y fundación de una capellanía en su patria. -Número 4.- Del bachiller Cristóbal Jiménez, presbítero, natural de Almendralejo, en Extremadura, y difunto en La Paz, con testamento. -Número 5.- De Diego Muñoz, natural de El Toboso, y difunto en Indias. -Número 6.- De Sebastián Florín, natural de Villaseca, en La Sagra de Toledo, y difunto en las Lucanas, abintestato. -Números 7, 8 y 9.- Véase legajo 540B

martes, 27 de junio de 2017

DOS CITAS AL PUEBLO DESDE AMÉRICA EN S.XVI



Dos escritores nombraron a Torrelaguna, desde América en el S.XVI, por diferentes motivos, pero se encontraban opuestas sus ideas en cuanto a la explotación y abusos de los conquistadores sobre los indios.
Por un lado tenemos a favor de los conquistadores y al que los indios no le provocaban ninguna clase de compasión, como dejó escrito y defendió a GONZALO FERNÁNDEZ DE OVIEDO, Cronista de Indias, que escribió esto en la isla La Española (República Dominicana y Haiti) en 1556, en su obra "Quincuagenas":

Dichosa Tordelaguna
que tienes a Johan de Mena
cuya fama tanto suena
sin semejante niguna.
Él dejó tanta memoria
en el verso castellano,
que todos le dan la mano.
¡Dios le dé a él su gloria!

Por el otro, tenemos al padre franciscano JERÓNIMO DE MENDIETA, en cuánto a la denuncia de los abusos de los conquistadores y sus ansias de riqueza, que pasa a México en 1554 y en 1577 escribe desde allí la obra "HISTORIA ECLESIÁSTICA INDIANA", cuyo contenido fue tal que la Casa Real impidió su publicación y no fue impresa hasta 1870 en México y en la cual nombra al pueblo, alabando el trabajo de fray Pedro de San Sebastián en Nueva España:

"... y el dicho padre provincial las pasó bien grandes, por que hubo de ir a España y en la mar cayó en manos de ingleses, que lo llevaron a Inglaterra y rescatado murió en España, en el convento de Tordelaguna, de la provincia de Castilla."

*Imágenes de los libros: "HISTORIA GENERAL DE LAS INDIAS" de GONZALO FERNÁNDEZ DE OVIEDO e "HISTORIA ECLESIÁSTICA INDIANA" de JERÓNIMO DE MENDIETA.

lunes, 26 de junio de 2017

UNA TORRELAGUNERA GOBERNADORA DE LA ISLA DE ROBINSON CRUSOE

En el libro de las fiestas de 1985, MARIANO JOSÉ CID SÁNCHEZ (desde aquí mi gratitud por su labor historiadora de la villa) hace unas pequeñas semblanzas de personajes ilustres del pueblo y entre ellas aparece:

"FERNANDO AMADOR DE AMAYA, vecino de Torrelaguna por matrimonio, militar, sargento del Cuerpo de Dragones Reales. Destinado en Filipinas, fue nombrado gobernador de las ISLAS DE JUAN FERNÁNDEZ en la Capitanía General de Chile, del Virreinato del Perú. Donó a la iglesia de Torrelaguna gran número de ornamentos y joyas traídas de América, y dejó memorias para fiestas locales (siglos XVIII-XIX)".
















La fecha exacta en que fue nombrado gobernador siendo Teniente Coronel de Dragones es 9/11/1794.

Bien pues, el Archipiélago de Juan Fernández es un conjunto de pequeñas islas pertenecientes a Chile, descubiertas el 22/11/1574 por el piloto español, natural de Cartagena, Juan Fernández Sotomayor, al apartarse de la costa para evitar lo que posteriormente se llamaría CORRIENTE DE HUMBOLT. Piloto que estuvo en el punto de mira de la Inquisición por brujo, según decían por haber llegado en un viaje a El Callao antes de lo previsto (la verdad es que era muy buen marino, pero en fin así se las gastaban).
En una de estas islas basa su novela "ROBINSON CRUSOE" el escritor DANIEL DEFOE, inspirada en un caso real, el del marino inglés ALEJANDRO SELKIRK, abandonado a su suerte durante varios años en esta isla.
En un tiempo estuvieron medio abandonadas por la Corona Española, siendo refugio de piratas, para más tarde construir fuerte y presidio sobre todo político de independentistas americanos, desde finales del s. XVIII fue importante centro ballenero y de cazadores de lobos de mar.

"Los sedentarios por oficio, no entenderán jamás a quién siente de continuo la necesidad de partir, de moverse, de ir a otra parte, aunque sea para regresar".(Miguel Sánchez-Ostiz, "La isla de Juan Fernández"),

(Esta es una entrada que ya tenía en el blog en febrero del año pasado, pero a la que añadido un dato más, la fecha de nombramiento como gobernador de las Islas de Juan Fernández, que no está cuando fue publicada en el "Libro de las fiestas de 2009".)

EL GOBERNADOR DEL ARCHIPIÉLAGO DE JUAN FERNÁNDEZ

Algunas referencias sobre todo militares he encontrado del que fuera Gobernador del Archipiélago de Juan Fernández de 1794 a 1799, Fernando Amador y Amaya, uno de los últimos representantes del todavía grande imperio español al que muy pocos años le faltaba ya para empezar a desmoronarse con la rebelión de los virreinatos que dio lugar al nacimiento de numerosas repúblicas americanas.

Ingresa en el ejército en 1762 como cadete del Regimiento del Príncipe, encontrándose en 1765 en la campaña contra Portugal, en el sitio de Gibraltar donde ganó grado de Capitán del Regimiento de Dragones de Pavía en 1783, año que también solicita licencia para casarse.
El 15/2/1791 es nombrado Sargento Mayor de Dragones de la Frontera de Chile y al año siguiente el virrey le aprueba por orden real el anticipo de pagas.
En el viaje expedición de Don Luis de la Cruz del ilustre Cabildo de La Concepción de Chile, Fernando Amador de Amaya y ya coronel, como comandante del puesto de Ballenas, el último de la frontera, presta los últimos apoyos a dicha expedición "...que parte por tierras desconocidas y habitadas por indios bárbaros, intentando descubrir una ruta hasta Buenos Aires...".

En 1794 es nombrado ya Gobernador del Archipiélago de Juan Fernández al que llega con cien hombres, de su labor en las islas se sabe que mandó construir varias baterias defensivas, también hizo levantar una carta topográfica de ellas siendo publicada por vez primera y que mandó a la Corte española una relación-estudio importante sobre botánica, de los árboles, arbustos y vegetación existente en ellas.
El 24/11/1810 se le concede el retiro del ejército, debió de morir ya bien anciano pues en las guías de forasteros de Madrid aparece en las de 1816, 1821, 1822 y 1834.