viernes, 27 de mayo de 2011

CALLE CIRUJEDA (MÁS SE PERDIÓ EN CUBA)


Aprovechando que el Jarama pasa por el término y con la precaución debida por si me lo refutan, abierto a ello estoy, aunque creo que no, que llevo razón, la historia de hoy nos lleva a Cuba.
Hay algunas calles en el pueblo y en concreto esta, que al haberse perdido memoria, no se sabe a quién están dedicadas. Pero por la zona donde se encuentra y los nombres históricos que se dan en ella: Trafalgar, Independencia, San Quintín y más; la de Cirujeda entraría dentro de este grupo histórico, dedicada al Comandante Cirujeda, Mogente (Valencia)-1852, que luchó en España contra los carlistas y destinado en Cuba, su columna se encontró un 7 de diciembre de 1896 con la del general independentista cubano Antonio Maceo y en la balasera le dieron muerte, junto a su ayudante el capitán rebelde Francisco Gómez Toro, hijo de Máximo Gómez el principal lider independentista.
Este hecho vino a ser algo así como "el canto del cisne del imperio español", se celebraron fiestas y corridas de toros por toda España, se le ascendió a Cirujeda a coronel, se le dedicaron calles, pues se daba la guerra casi por terminada (había varios soldados torrelagunenses en la guerra de Cuba).
El sueño duraría poco, luego vino la falacia del "Maine" y los Estados Unidos nos declararían la guerra, arrebatándonos los últimos vestigios de ese gran imperio: Cuba, Puerto Rico, Filipinas y la isla de Guam. Las islas Marianas por el Tratado de París, que puso fin a la guerra, nos veríamos obligados a vendérselas a Alemania.

*A la memoria de mi bisabuelo ANDRÉS GARCÍA ISABEL, que estuvo seis años por esa CUBA aún española, volvió, se casó, tuvo hijos pero murió siendo ellos unos niñ@s de corta edad y del que descienden un montón de Garcías de Torrelaguna y aún quedan por el pueblo muchos niet@s, decenas de bisniet@s y tataraniet@s.
*Foto: Soldados españoles en Cuba

sábado, 14 de mayo de 2011

EL LABERINTO DEL GENERAL

¿En qué pensaba el general MANUEL GUTIÉRREZ DE LA CONCHA, el 8 de noviembre de 1841, cuando al galope en su caballo huía de Madrid a Torrelaguna?, quizá en su padre del que siquiera se podía acordar, gobernador de la provincia de Tucumán (Argentina), que fue fusilado durante las revueltas independentistas de 1810, por lo que su madre con sus cuatro hijos pequeños volvió a España, a sus raíces y algunas de éstas estaban en Torrelaguna, aunque Manuel hubiese nacido en 1808, en Córdoba del Tucumán de esa Argentina aún por poco tiempo española.
Sí, en algún momento de la huida pensó en su padre y que no quería morir fusilado como él.
El día anterior había participado en un golpe de estado fallido junto al general DIEGO DE LEÓN para derribar la Regencia del general ESPARTERO, que acumulaba cada vez más poder, intentando nada menos que secuestrar a la niña princesa que llegaría a ser la reina ISABEL II y a la que en el fondo Espartero tenía también secuestrada y separada de su madre MARIA CRISTINA, exiliada trás su corta regencia después de morir el rey.
Su compañero de armas el general Diego de León, después de las horas de tiroteo en el Palacio Real y viendo que lo tenían perdido escapó a caballo de Madrid pero fue seguido por una tropa de húsares que lo alcanzaron en Colmenar Viejo, siendo fusilado seis días después.
Los pasos de Manuel se pierden en Torrelaguna, según las averiguaciones militares para el Consejo de Guerra que se le debía instruir, donde una tropa de militares sabiendo dónde iban fue a su captura y acercándose al ayuntamiento requiriendo al alcalde por si sabía algo de él o le había visto, éste dice que sí, que con un empleado suyo debe haber ido a ver sus tierras. Pero ya estaba camino a Florencia donde se exilió, no volviendo a España hasta dos años después cuando ya Espartero su gran enemigo estaba en horas bajas y sería obligado a dejar de ser el regente y exiliarse también.
Manuel siguió participando ampliamente en la política española y gozando de los favores de la ya reina Isabel II, pues la madre de está vió con buenos ojos ese intento de secuestro, que le nombraría Marqués del Duero y murió mucho después en 1874, con 66 años y una bala en el corazón durante un enfrentamiento con los carlistas en los preliminares del ataque a Estella, al que como buena fama de estratega y militar que tenía, le habían pedido que se reincorporara en el cuerpo de mando del ejército.


Muerte del Marqués del Duero (Montemuro, 27 - 6 - 1874). Cuadro pintado por Joaquín Agrasot y Juan, en 1884.

Por último como muestra de su relación con el pueblo, en el que residió en temporadas, existe en documentos históricos, una instancia dirigida en su nombre al director general de la Administración Militar de fecha 15/2/1865, solicitando la cantidad a la que se tasó el arreglo de su casa en Torrelaguna, que sirvió para Hospital Militar.
Por las fechas este hospital improvisado fue para los soldados enfermos que vigilaban a los presos por la construcción de la presa del Pontón de la Oliva, tiempo en el cual se dieron bastantes epidemias.

viernes, 13 de mayo de 2011

III.FRONTERA DE AL ANDALUS


Abderramán III (891-961), fue el más preocupado en fortificar la Marca Media y para ello la visitó, encargándose personalmente de buscar gobernadores para plazas como Talavera, Madrid, Talamanca, Guadalajara, Atienza.
Uno de sus gobernadores sería Ahmad ibn'Abd Allah ibn Yahya al-Layti, descendiente de una ilustre familia cordobesa de jurisconsultos, detentó el gobierno de Madrid por dos veces. Era una importante figura consagrada a la ciencia, experto en filología y poesía. El año 936, ejerciendo todavía el gobierno, murió en una emboscada en Somosierra, al regresar de un combate contra los cristianos, siendo enterrado en Talamanca de Jarama.

sábado, 7 de mayo de 2011

FRONTERA DE AL-ANDALUS


Trescientos setenta y tres años, desde el 26 de julio del 711, en el que un ejército árabe y bereber vence en el río Guadalete al ejército visigodo, conquistando en pocos meses la práctica totalidad de la Península Ibérica, hasta el 6 de mayo del 1085, cuando el rey castellano Alfonso VI toma Toledo y todo el territorio de su taifa a la que pertenecía Torrelaguna, estas tierras fueron parte del Islam, perteneciendo unas veces al Emirato dependiente de Damasco, al independiente de Bagdad, al esplendoroso Califato Omeya de Córdoba o a la Taifa de Toledo.
Este trasiego de Guadalete a Covadonga y de aquí en 1492 a Granada, no solo dejó muerte y destrucción sino también convivencia, cultura y mestizaje.
Por estas tierras desde tiempos de Abderramán I (755), estuvo la Marca Media o raya fronteriza entre la España musulmana y los reinos y condados cristianos, por delante "tierra de nadie" de la que se aprovechaban, según fuera su poder en ese momento, los ejércitos musulmanes o cristianos para hacer las razzias, aceifas o expediciones militares sobre poblaciones contrarias, más con ánimo de botín y castigo que de conquista.
Mediado el siglo X, en tiempos de Abderramán III, con los castellanos ya más fuertes, se construyeron todas las Atalayas de la Sierra Norte para la defensa de Talamanca del Jarama, plaza fuerte que contaba en su comarca con más de veinte mil habitantes, amurallada hacia el 860 y cuna de juristas como Abu´Umar Ahmad Al-Talamanquí, maestro de emires, de las que quedan las de Venturada, El Vellón, El Berrueco y Torrelaguna.
Como tierra de frontera Torrelaguna vería pasar las tropas estacionadas en primavera cerca de Talamanca, para empezar las razzias de verano sobre territorios castellanos como Cuéllar, Sepúlveda o Burgos y sufriría las de los castellanos sobre Talamanca cuando la ocupó por poco tiempo el rey leonés Ordoño I en el 859, las expediciones de Ramiro III o ya en el siglo XI, Fernando I (1035/1065), que consiguió que la taifa toledana le pagara vasallaje.
Tiempos de guerra, pero también de paz y esplendor, como con Abderramán III (891/961), primer califa español independiente, creador de Medina Azahara en Córdoba, la ciudad más bella del mundo, según los cronistas de la época, impulsor de la cultura, el arte, la medicina, la filosofía y la convivencia entre musulmanes, cristianos y judíos, quizá influido por su madre musulmana de padres cristianos.
Los cronistas ponderan la agricultura de su época y los sistemas hidraúlicos sabiamente ordenados.
Por último un poema del año 1040, cuando Torrelaguna todavía era parte del Islam, pertenece a OMAR IBN IBRAIM KHAYAN, de su obra "RUBAIYYAT":

Si quieres encaminarte a la paz,
sonrie al destino que te hiere
y no hieras a nadie.
El hombre que conoce la grandeza de Alá,
no siembra en su corazón los granos del terror.
Penetrate bien de esto:
un día tu alma caerá de tu cuerpo
y serás empujado detras del velo
que flota entre el universo y lo desconocido.
En la espera se feliz,
olvida que ayer debias ser recompensado
y no lo fuiste, se feliz, no esperes nada.
Lo que ha de sucederte está escrito
en el libro que hojea, al azar,
el viento de la eternidad.

Esta es una entrada de las primeras del blog: 16-2-2010 y consta de una segunda parte en la que se ven todas las atalayas que quedan en la zona:

http://gelaguna.blogspot.com/2010/05/ii-frontera-de-al-andalus_23.html