martes, 5 de diciembre de 2017

EL LOBO POR EL LIMES

    
   Es su frontera, su limes natural, ha bajado desde el norte quizá solitario o como avanzadilla de un pequeño grupo pero tan al sur no creo que encuentre espacio, si cruza por aquí el Jarama se dará de bruces con pueblos, carreteras, urbanizaciones y Madrid, solo le queda volver a las estribaciones de Somosierra o el oeste de Guadalajara donde si están datados y se sabe que viven. No es este mal lugar y hay muchos corzos pero no puede pasar de El Vellón o Redueña, su frontera natural si se instala, con todo y eso será un embudo, estará siempre en peligro, acosado.

   Eran las dos de la mañana de un día de diario, yo volvía de Madrid por la N-320, en la recta entre el cruce de El Espartal y la Curva del Tumbacoches, luna llena, buena visión, desacelere le vi de lejos y allí mientras yo me acercaba cruzó despacio, majestuoso, el rey de la noche. Ha vuelto después de más de medio siglo a pasar por su "Portillo del Lobo" (paraje de Torrelaguna).