viernes, 23 de junio de 2017

DEL PASADO ESE PAÍS EXTRANJERO

















Tenía perdidas por los recovecos del blog estas dos entradas, que uno tal como eran, y a las que titulé con esta frase que entresaqué de L. P. Hartley, "El pasado es un país extranjero, allí las cosas se hacen de otra manera".

I. "...y así Tordesillas se convirtió en el destino de Juana sin voluntad propia para decidir por sí misma, pese a que ella era la reina propietaria de Castilla". (Manuel Fernández Alvarez, "Juana La Loca, la cautiva de Tordesillas").

Nada dicen estas palabras y lo explican todo. El porqué de una PROVISIÓN o mandamiento que se encuentra en el Real Archivo de Indias de Sevilla, fechada en Torrelaguna a 22 de marzo de 1530. Provisión de la Reina Juana mandando a Hernán Cortés y a su esposa que no entren en Méjico, hasta tanto presidente y oídores de la Audencia hayan tomado posesión de sus respectivos cargos. El martes 9 de agosto de 1530, se la entregó a Hernán Cortés el alguacil y comendador de Méjico, Diego Hernández de Proaño. Cuentan las crónicas que Hernán Cortés la besó, puso sobre su cabeza y obedeció.
¿Y por qué fechada en Torrelaguna y no dirigida por su hijo Carlos V?. Porque los Tribunales de Castilla la redactaron aquí y pusieron el nombre de la auténtica reina, que ya llevaba veintiún años internada por su padre, Fernando, en Tordesillas sola con su locura; su hijo Carlos había partido en 1529 a su primer viaje a Italia y en 1530 estaba siendo coronado emperador en Bolonia.
La carta tiene su importancia, pues si Cortés no la hubiese obedecido, habría provocado una pequeña "guerra civil" entre españoles en Méjico.
*Los retratos son de Juana "La Loca" y Hernán Cortés.

------------------------------------------------------------------------
Fuerte español de San Juan de Puerto Rico

II. El 22 de marzo de 1530, desde Tordelaguna, se mandan seis Cédulas reales en nombre de la Reina Juana, ya recluida en el Castillo de Tordesillas pero reina de Castilla hasta su muerte. Cinco iban dirigidas a Hernán Cortés o su entorno como la Audiencia de México, con el propósito de restarle poder al conquistador y que se sometiera al poder de los nuevos gobernadores mexicanos. La sexta iba dirigida a la Audiencia de Santo Domingo y en concreto a los oficiales de la isla de San Juan de Puerto Rico, para que pagaran a su contador Antonio Sedeño, cuarenta mil maravedíes.

El capitán Antonio Sedeño fue un conquistador oscuro y ambicioso que terminó sin autorización real conquistando territorios y apresando indios para venderlos como esclavos.
Estas circunstancias hicieron que junto a sus hombres fuera siempre perseguido por las tropas del gobernador Jerónimo Ortal, representante de la Corona española.
De 1512 a 1530 ocupó diversos cargos de poder en la isla de Puerto Rico, pero por su cuenta en 1530 decide invadir y conquistar la isla de Trinidad de la que tiene que salir huyendo ante el acoso total de los indios y las tropas de Alonso de Herrera y Álvaro de Ordax que eran los poseedores de los derechos de conquista y gobierno.
En junio de 1536 se adentra con 150 hombres y setenta caballos en Venezuela, provocando grandes atropellos contra los naturales por lo que la Audiencia decide mandar a Francisco de Castañeda con órdenes expresas de capturarle, no hizo falta, en 1538 un encontronazo con indios en el río Tiznado cae herido y fallece, alguna versión lo achaca a envenenamiento por parte de su entorno. También le escribió una elegía el poeta y cronista Juan de Castellanos que conoció alguno de sus hombres.

Las Reales Cédulas están en el ARCHIVO GENERAL DE INDIAS.

CÉDULAS REALES, pinchando aquí

No hay comentarios: