martes, 9 de abril de 2013

I. PATRIMONIO INDUSTRIAL

   El Patrimonio Industrial como fuente de historia está incluido dentro del Patrimonio Histórico Español. Se entiende por patrimonio industrial el conjunto de los bienes muebles, inmuebles y sistemas de sociabilidad relacionados con la cultura del trabajo que han sido generados por las actividades de extracción, de transformación, de transporte, de distribución y gestión generadas por el sistema económico surgido de la “revolución industrial”.
   La Comunidad de Madrid cuenta con cinco complejos incluídos dentro de este patrimonio:
-Los talleres del conjunto de Nuevo Batzán.
-Real Fábrica de Tapices de Madrid.
-Antigua Fábrica de Harinas "La Esperanza" de Alcalá de Henares.
-Presa del Pontón de la Oliva en el pueblo vecino de Patones.
-Central Hidroeléctrica de Santa Lucía en Torrelaguna.


PRESA DEL PONTÓN DE LA OLIVA, empezó su construcción el 11 de agosto de 1851, terminando sus obras en 1856 y siendo inaugurada en 1858. Para el abastecimiento de aguas del río Lozoya a Madrid, el grueso de los trabajadores fueron principalmente presos comunes y carlistas. En Torrelaguna se acantonaban fuerzas del ejército que vigilaban a los presos durante sus obras y también se alojaron la Reina Isabel II y su esposo Francisco de Asís en alguna de las visitas que hicieron. Durante su construcción hubo una terrible epidemia de cólera por toda la comarca. Solo en Torrelaguna se encuentran 404 partidas de defunción por cólera, desde el primer muerto, el 17/9/1855, al último, el 6/11/1855, con lo que si el censo de 1852, daba en el pueblo 3029 vecinos, la población diezmada supone el 13,54%, todo esto en un espacio de 51 días. Terrible.
Hoy en desuso en temporadas de grandes lluvias se pueden ver imágenes como esta siguiente:


Dejamos para una segunda parte la Central Hidroeléctrica de Santa Lucía, conocida popularmente como El Salto.