jueves, 24 de noviembre de 2011

FRAY ALONSO DE MEDRANO

Fray Alonso de Medrano, franciscano, predicador y lector de Artes en el Monasterio de la Madre de Dios de Tordelaguna, recopilaría del latin y escribiría al castellano la "Instrucción y arte para con facilidad rezar el oficio divino", conforme a las reglas y orden del breviario que ordenó Pío V, siguiendo las normas del Concilio de Trento.
Sería publicada por primera vez en Alcalá de Henares en 1572 y en México donde se conserva en 1579. Obra dedicada a doña Isabel de Quiñones, camarera mayor de doña Juana de Austria, infanta de Castilla y princesa de Portugal.

16 comentarios:

Cayetano dijo...

Otro ilustre varón de la localidad. El apellido, no obstante, parece ser de origen riojano.
Sobre la obra que citas en cuestión:
"INSTRVCTION Y ARTE PARA CON FACILIDAD REZAR EL OFFICIO DIUINO, conforme a las reglas y orden del Breuiario, que nuestro muy sanctissimo Padre PIO V. ordeno, según la intencion del Sancto Concilio Tridentino. RECOPILADA POR EL Padre Fray Alonso de Medrano; predicador y lector de Artes en el monasterio de la madre de Dios de Tordelaguna, ela orden de los frayles Menores de la Prouincia de Castilla, y nueuamente por el mesmo auctor corregida. CON LICENCIA. En Mexico, en casa de Pedro Balli. Año de 1579."
La cita la encontré aquí:
http://primeroslibros.org/about_titles.html?lang=en
Un saludo.

Eduardo de Vicente dijo...

No digo Cayetano que fuera de aquí, si no que se encontraba destinado en el convento franciscano de Tordelaguna.ç
Gracias por el enlace sobre la obra, aparece también en muchos estudios sobre la imprenta en México.

Saludos.

El Gaucho Santillán dijo...

Que interesante.

Aquì el apellido Medrano, es muy comùn.

Un abrazo.

Eduardo de Vicente dijo...

Gaucho, este monasterio de Tordelaguna llegó a ser un importante centro de estudios de la orden franciscana, en el s.XIX las tropas napoleónicas lo saquearon y destruyeron, con lo que se perdió fue grande, aparte de los edificios, también biblioteca, documentos..., hoy solo nos queda la espadaña que sobrevivió, como muestra de su esplendoroso pasado.

Medrano es un pueblo de La Rioja española, como apunta Cayetano.

Un abrazo.

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Si que debía de ser dificil rezar en aquellos años cuando hacian falta algun tipo de instrucciones.
Una buena curiosidad!
Saludos!

Eduardo de Vicente dijo...

Creo Lorenzo que era para ayudar a los que no conocían el latín a hacerlo según las normas del Concilio de Trento.

Un saludo.

Larami dijo...

Quizas hubo contactos entre este monasterio y el Convento de monjas franciscanas de Tamajón, dada la cercanía.
En algun sitio he leido que el capellan debia ser franciscano. Saludos

Eduardo de Vicente dijo...

Lo que es va ser casi seguro Larami, es que al ser de la misma orden pertenecerían al mismo mando de lo que se denominaba por aquel entonces provincia de Castilla. Tenía entendido que el de Tamajón también era de frailes.

Un saludo.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

No sería de Tordelaguna, pero allí estuvo para escribir aquel breviario. Un saludo Eduardo.

La Dame Masquée dijo...

Bueno, a decir verdad no se trata de mi literatura favorita eso de rezar el oficio divino, lo cual no mengua mérito a fray Alonso :)

Feliz día, monsieur

Bisous

Eduardo de Vicente dijo...

Así es Dlt, recuperando un poco la historia de este monasterio ya sé de algunos frailes que estuvieron por aquí y dejaron su huella en la historia.

Saludos.

Eduardo de Vicente dijo...

Cierto madame, fray Alonso debió ser muy letrado y seguro que sería bonito darle una hojeada al libro en su forma original.

Bisous.

◊ Dissortat ◊ dijo...

Lo de "facilidad" espero que fuese verdad porque me estoy imaginando el texto para rezar y me da algo. Confío en el buen hacer de fray Alonso para que el título fuese una realaidad.

Saludos, Eduardo.

Eduardo de Vicente dijo...

Dissortat te contesto con las palabras de Fray Juan Adriano, que fue el que dio el permiso para que fuese publicada en México:

"Vi esta instructión o Reglas de rezar, por mandato del muy excelente señor D. Martin Enriquez, virrey de esta Nueva España, y paréceme que, de mandarse imprimir, resultará en provecho de las personas eclesiásticas que, teniendo obligación de rezar el Oficio divino, no entienden tan suficientemente la lengua latina cuanto se requiere para entender las reglas del Breviario".

Saludos.

Juan dijo...

Interesante. Últimamente me estoy aficionando a los libros de viejo.
Saludos.

Eduardo de Vicente dijo...

Ya que sabes la historia en general es donde se descubren pequeñas e interesantes historias.

Saludos Juan.