jueves, 29 de julio de 2010

AJUSTICIAMIENTO


En el libro de las fiestas de 1986, Mariano José Cid Sánchez al que no dejo de citar en este blog, pues muchas de estas entradas se basan en sus escritos de los "LIBROS DE LAS FIESTAS" y es impagable su trabajo sobre la historia del municipio, escribe:

"El peso jurisdiccional de la Villa permitió ser lugar de ajusticiamiento en el XIX de delincuentes a causa de los riesgos que suponían su traslado. La Picota se hallaba en la Plaza de la Villa hasta el siglo XVI, en el que fue llevada a la calle Mayor, a fin de no estorbar las celebraciones festivas que se hacían en la citada plaza, principalmente los toros."

Un ejemplo de ello nos lo relata Eugenio Noel en su obra: "Diario íntimo: la novela de la vida de un hombre", contando que en Bustarviejo un mozo, a mediados del s. XIX, mató con un trabuco y de un solo tiro cinco hombres e hirió a otros dos, siendo ahorcado en Torrelaguna.

Así eran los trabucos, armas imprecisas que podían causar graves destrozos.

No hay comentarios: