sábado, 27 de marzo de 2010

II. "... PERO HABERLAS HAYLAS" (LAS DE MIRAFLORES)

Brujas marchosas estas, a las que gustaba bajarse a Torrelaguna en compañía de demonios y montadas en machos cabríos, beberse en sus bodegas dos o tres tinajas de vino bailando al son de los tambores. Recoger hierbas y preparar ungüentos, hacer hechizos y atemorizar a la población, caminar desnudas o con los pechos al aire por la sierra.

Todo esto está recogido en el proceso que se siguió en 1644 contra María Manzanares y Ana Nieva, brujas de Miraflores de la Sierra que tuvieron suerte de que la Inquisición estaba más entretenida en judaizantes, protestantes y moriscos, siendo los castigos para la brujería en general más leves, como el embargo de bienes y el destierro de la población.

Ampliación de 11/4/2010:
He encontrado otro proceso a una bruja de Manzanares el Real, Isabel de la Maza, que guarda relación con este, pues en dicho juicio dijo haber aprendido el oficio de invocar al diablo de María Manzanares, la de Miraflores, diecisiete años antes.
Al final del proceso el tribunal acusó a Isabel de "sacrílega, hechicera, supersticiosa, embustera, idólatra, inducisiva del mismo error y con señales claras de tener pacto explícito con el demonio y sospechosa de apostasía con la iglesia".
Fue castigada con la pena de cárcel y el "embargo de bienes en casa y cosechas".

4 comentarios:

Paco Muñoz dijo...

Para no perder la costumbre, embargo de bienes. Vaya negocio que tenían montado los inquisidores. Siempre igual en todos los tiempos. Si hubieran tenido que aplicarse el cuento ellos en Irlanda o en USA, pero no a ellos los cambiaban de parroquia. El maldito poder de siempre.
En Córdoba había una familia riquísima. Los Marios, tenían el control de la minería en Sierra Morena (dónde estuviste en la mili). Ya le estaba haciendo sombra en riqueza al emperador, pues éste se inventó una ley que el que abusara de una vestal le embargaban los bienes, y al "paterfamilia" de los Marios le acusaron de haber abusado de su hija que era vestal, a el lo mataron y quitaron el capital, y a la hija la ahogaron pues decían que la sangre de las vestales no se podía derramar. El emperador de quedo con los dineros y a otra cosa mariposa.

Eduardo dijo...

Así es Paco, he encontrado otro proceso años después pero con relación con este, contra otra bruja de un pueblo cercano Manzanares el Real, llamada Isabel de la Maza que dijo haber aprendido el oficio de invocar al diablo 17 años antes de María Manzanares.
Al final del proceso el tribunal acusó a Isabel de "sacrílega, hechicera, supersticiosa, embustera, idólatra, inducisiva del mismo error y con señales claras de tener pacto explícito con el demonio y sospechosa de apostasía con la iglesia".
Fue castigada con la pena de cárcel y el "embargo de bienes en casa y cosechas".
La verdad es que serían poco más que las curanderas y echadoras de cartas de hoy en día.
Cada país europeo montaba su inquisición según su interés y problemática, digo que "tuvieron suerte", pues la Inquisición española consideraba este asunto como de segundo orden y también podía sacar más dinero acusando a una familia poderosa de judaizante o alargando el proceso como contra el arzobispo Carranza. En Europa el castigo contra la brujería era en esos tiempos más terrible y hubieran sido enseguida quemadas vivas.

Paco Muñoz dijo...

Si que llevas razón, en todas partes cuecen habas, pero lo que subyace siempre es el interés económico y de poder, nunca es arreglar el mundo y sus injusticias.

Eduardo dijo...

Así es, la gente por lo general es muy conformista, muy de " el que venga detrás que se apañe" como si no fuera con uno, cuando a lo mejor estamos jorobando a ese que viene detrás y el poder siempre está al acecho y si te puede quitar te quita